Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2017

C de confianza

Hoy fue un día de casa e intenté que fuera productivo...lo intenté. Por lo menos serví de algo a mi familia. Justamente hoy pensé mucho en servir a los demás, en que tiene Dios para mi vida, pues justo ahora no tengo sueños realmente, por lo menos no específicos, no se muy bien hacia dónde voy, ni hacia dónde quiero ir. Lo que sí sé es que Dios lo sabe. De eso sí estoy segura y de hecho cuando miro hacia atrás, a mi corta edad ;) jeje, veo que de verdad el papá que yo tengo me cuida y me pone en caminos buenos, no siempre con arco iris y flores al rededor, pero sí necesarios y en dónde su luz brilla más fuerte.

Gracias papá Dios. Te quiero mucho.



Recuerdo mucho una vez que un amigo de la universidad me contó que él y su familia habían ido al extremo sur de Argentina. Decía que allá hacía un frío impresionante y que vio los cruceros que salían de excursión al polo sur. En ese lugar, decía él, los vientos eran super fuertes, tanto que cuando iban en el carro, que manejaba su papá, parec…
En una ocasión estaba con mi familia viajando por carretera. Espichada en la parte de atrás, mirando las líneas blancas del pavimento el tiempo parecía estarse regando. Entonces se les ocurrió ir a la mina de sal. Me erguí en el acto y decidí persuadir a mi familia para que no fuéramos. Finalmente ellos lo decidieron. Fuimos.
Cuando llegué todo me temblaba. Iba a entrar a un lugar desconocido, exageradamente largo (llegar hasta el fondo y regresar llevaba al rededor de dos horas), en dónde el oxígeno era escaso. Era básicamente un hueco eterno hecho a la falda de un  montón de tierra que podía colapsarlo.
Me comenzó a faltar el aire, sudaba a chorros, el corazón me latía a mil por hora, no podía dejar de ver la imagen de mi cuerpo muerto tras un derrumbe, mientras íbamos entrando a la mina junto con los felices visitantes que había viajado kilómetros y kilómetros solo para ver tal maravilla.
Quise devolverme, salir a correr y ponerme en posición fetal en algún rincón al aire libre, p…

Una nueva etapa

Hola a todos! Han pasado muchos años ya desde que abrí este blog y desde la última entrada, pero a lo largo de estos años no lo he dejado de pensar. De hecho, este blog fue la clave para que yo descubriera una de mis grandes pasiones y el oficio que escogí...mi carrera, por lo que estas entradas (y las muchas que borré) las recuerdo con mucho cariño y como cruciales para decisiones importantes en mi vida. Pero lo que vine a compartirles ahora es mi nuevo blog, en el que últimamente estoy publicando:

El abanico azul

Decidí crearlo porque quería marcar una nueva etapa de mi vida y de mis escritos. Ya pasada la adolescencia y dándole la bienvenida a la etapa profesional jeje. Espero se puedan pasar y les guste

*Quizá me atreva a retomar la escritura en este blog, al estilo en que lo hacía antes jeje*

Las quiero y recuerdo mucho
Byee***

Pinka.